https://docs.google.com/forms/d/17UPxCz0ZKYDANIkpcLi-AiO5p5kUmPp4BsWuh4HEORo/viewform

miércoles, 15 de febrero de 2017

QUICHE VEGETAL SIN GLUTEN NI LACTOSA



Lo más sencillo para preparar una quiche sin gluten es sustituir la masa quebrada por una base de polenta.
La polenta es un plato típico del norte de Italia, se prepara con harina de maíz, agua y sal. Se puede consumir de distintas maneras, acompañada de alguna salsa, a la plancha, frita, como guarnición o como base para tartas.
La manera tradicional de preparar la polenta requiere de mucho tiempo, ya que hay que hervir la harina en agua por lo menos media hora sin dejar de remover en ningún momento. También se comercializa la polenta instantánea, es la que he utilizado yo, en menos de cinco minutos está lista.

INGREDIENTES:
1 Taza de polenta instantánea
3 Taza de agua
1/2 cuchara de postre de sal fina
1 Calabacín pequeño
1 Zanahoria
1 Puerro
150 ml de crema de arroz (también podéis usar de soja o avena)
3 Huevos

Tanto la polenta instantánea como las cremas vegetales los podéis encontrar en nuestra tienda

ELABORACIÓN:

En un cazo poner el agua, cuando rompa a hervir añadir la sal y la harina de maíz, cocer a fuego bajo, removiendo continuamente hasta que espese la masa, si usáis polenta instantánea como yo, en menos de cinco minutos la tendréis lista. Cuando esté completamente espesa, forrar con ella un molde redondo para tartas y dejar que se enfríe para que se solidifique todavía más.
Picar el puerro y rallar el calabacín y la zanahoria. Saltear la verdura con un poco de aceite de oliva, añadir la crema de arroz y salpimentar.
En un bowl grande batir tres huevos, solo un poco, así conseguiréis que la quiche cuaje mejor. Añadir la verdura con la crema de arroz y mezclar.
Rellenar con la mezcla el molde en el que tenéis la polenta.
Hornear 20 minutos  200ºC.

¡Espero que os guste!

.



jueves, 9 de febrero de 2017

CURRY DE VERDURAS Y MIJO




El mijo es un cereal sin gluten, al tostarlo tiene un ligero sabor a fruto seco. Es muy energético, lo que lo convierte en un alimento ideal para deportistas, niños y personas convalecientes,
tiene un alto contenido en fibra, hierro, magnesio, vitaminas B y E, proteínas y lecitina.

Beneficios para la salud:

Alimento energético
Cuida la flora intestinal
Equilibra el sistema nervioso
Equilibra los niveles de glucosa en sangre
Reduce los calambres
Alcalinizante
Antioxidante
Fortalece el sistema inmune
Fortalece uñas y cabello

INGREDIENTES PARA 4 RACIONES:

200gr de mijo
1 calabacín mediano
1 puerro
Un puñado de anacardos
400 ml de leche de coco
2 Cucharadas soperas de curry Madrás en polvo
1 Cucharada sopera de aceite de coco
Sal y pimienta


ELABORACION:

Tostar el mijo para que desprenda su característico aroma a fruto seco. Seguidamente hervirlo en agua con sal, tenéis que poner el doble de agua que de mijo, esto sería, dos medidas de agua por una de mijo.
Mientras se cuece el mijo, prepararemos la salsa de curry y, saltearemos las verduras cortadas en un wok con el aceite de coco.
Para la salsa de curry, calentaremos la leche de coco en un cazo pequeño y cuando rompa a hervir, añadiremos el curry en polvo y lo mezclaremos con unas varillas, una vez mezclado, apagamos el fuego y salpimentamos.
Por último pondremos el mijo ya cocido junto con las verduras y le añadiremos la salsa de curry.
Una vez servido en los platos añadiremos los anacardos.

¡Espero que os guste!





 



martes, 24 de enero de 2017

PEPERONATA SICILIANA

La peperonata es una receta típica siciliana. Se puede tomar tanto fría como caliente. Y su elaboración es muy rápida y sencilla.

INGREDIENTES:
2 pimientos rojos
2 piensos amarillos
1 pimiento verde
1 cebolla
500 gr de tomate triturado
Aceite de oliva
Sal

ELABORACIÓN:
Cortar la cebolla en juliana y sofreír la con aceite de oliva. Mientras se sofríe lavar y cortar los pímientos en tiras, limoiarlos bien de semillas.
Cuando la cebolla este dorada añadir los pimientos y cocer a fuego lento con la tapa puesta durante 15 minutos, añadir entonces el tomate triturado y la sal a gusto.
Tapar y dejar cocer 20 minutos a fuego lento, remover de vez en cuando.
Si queréis hacer la versión de la receta agridulce, añadirle media cuchara pequeña de azúcar y y dos cucharadas soperas de vinagre.

¡Espero que os guste!


lunes, 19 de diciembre de 2016

GALLETAS DE ALMENDRA Y QUINOA

Ideales para estas fechas, tanto por la almendra como por el ligero toque a canela. Además son sencillas y rápidas de elaborar, podéis incluso contar con la ayuda de los más pequeños de la casa para hacerlas, se lo pasarán pipa!


INGREDIENTES:
200gr de almendras crudas peladas y molidas
2 cucharadas soperas de azúcar integral
6 cucharadas soperas de copos de quinoa
1 cucharada pequeña de canela molida
1 huevo

ELABORACIÓN:

Precalentar el horno mientras hacéis la masa.
Mezclar en un bol las almendras molidas con el azúcar integral y la canela, continuar con los copos de quinoa y, por último añadir la clara del huevo (reservar la yema ) y mezclar todo bien.
Cuando tengáis una masa homogénea formar bolitas con ella, darles forma de galleta, si queréis las podéis decorar.

Colocarlas en una bandeja de horno, sobre papel para horno para que no se peguen.
Pintarlas con la yema del huevo.
Hornear tres minutos a 200 grados.

¡Espero que os gusten!

martes, 8 de noviembre de 2016

COMO ALIÑAR OLIVAS


Olivas aliñadas

Soy una enamorada de las olivas, me gustan de todas las variedades y todos los aliños. Hace dos semanas encontré, en un puesto de fruta y verdura callejero, olivas recién recolectadas, no me lo pensé dos veces, compré una malla de 5 Kg y me la lleve a casa, después de mucho consultar, tanto en páginas especializadas en internet, como con amigos que ya las habían curado ellos mismos me lance a la aventura.
Os contaré paso a pasó como lo he hecho, aunque siempre podéis mejorarlo, ya que yo no he utilizado tinaja de barro esmaltado, por que no he encontrado ninguna, en su lugar usé una cazuela de barro esmaltado.

Olivas recién recolectadas

El primer paso es eliminar las hojas y enjuagarlas para quitarles cualquier rastro de suciedad, tened en cuenta que se recogen del suelo.
Se pueden curar enteras o partidas, yo dejé una cuarta parte enteras y el resto las partí. Las partidas pierden más rápidamente el amargor.
Podéis partirlas con una piedra, con el culo de una botella o con la maza de un mortero, yo las partí con la maza de un mortero, es muy entretenido, ya que se machacan de una en una, lo hice sobre una tabla de madera, así tenía dos superficies rugosas para que deslizaran menos.
Olivas recién machacadas.

Machacado de la oliva


Para endulzarlas, esto es quitarles el amargor se meten en una tinaja de barro esmaltado, yo no tengo y use una olla de barro esmaltado, y se cubre con agua, a ser posible no clorada, dicen que la mejor es la de manantial. Las dejaremos durante diez días, cambiándoles el agua cada 24 horas. Es mucho mejor que utilicéis una tinaja, ya que al tener el cuello mas estrecho las olivas se oxidan mejor, yo al hacerlo en una olla la cubrí con una tapadera para preservarla de la luz.

Pasados los diez días, pasaremos a añadir sal al agua, hay un truco para saber cuando es suficiente, solo hay que sumergir un huevo fresco en el agua con sal, cuando este sube a la superficie estará bien de sal. Aquí hay que cambiar el agua cada 3 días.
Dependiendo de lo amargas que os gusten, las dejareis más o menos tiempo hasta aliñarlas.



Olivas en agua con sal


Finalmente pasaríamos a aliñarlas, hay muchísimas recetas, yo me he propuesto experimentar, de momento y para que vayan cogiendo savor, he añadido al agua con sal, el zumo de un limón, unas hojas de  laurel y unos ajos machacados.
Una hora antes de consumirlas las aliño al gusto. Ayer les puse oregano, tomillo y aceite de oliva extra virgen. Hoy probaré con mojo picón ;-)

Aceite de oliva virgen extra sin filtrar de venta en La Bodeguita. Tarifa
La calidad de los ingredientes que utilicéis para el aliño es muy importante, de ellos dependerá el sabor más o menos intenso y su conservación.




COMO ALIÑAR OLIVAS

Olivas aliñadas

Soy una enamorada de las olivas, me gustan de todas las variedades y todos los aliños. Hace dos semanas encontré, en un puesto de fruta y verdura callejero, olivas recién recolectadas, no me lo pensé dos veces, compré una malla de 5 Kg y me la lleve a casa, después de mucho consultar, tanto en páginas especializadas en internet, como con amigos que ya las habían curado ellos mismos me lance a la aventura.
Os contaré paso a pasó como lo he hecho, aunque siempre podéis mejorarlo, ya que yo no he utilizado tinaja de barro esmaltado, por que no he encontrado ninguna, en su lugar usé una cazuela de barro esmaltado.

Olivas recién recolectadas

El primer paso es eliminar las hojas y enjuagarlas para quitarles cualquier rastro de suciedad, tened en cuenta que se recogen del suelo.
Se pueden curar enteras o partidas, yo dejé una cuarta parte enteras y el resto las partí. Las partidas pierden más rápidamente el amargor.
Podéis partirlas con una piedra, con el culo de una botella o con la maza de un mortero, yo las partí con la maza de un mortero, es muy entretenido, ya que se machacan de una en una, lo hice sobre una tabla de madera, así tenía dos superficies rugosas para que deslizaran menos.
Olivas recién machacadas.

Machacado de la oliva


Para endulzarlas, esto es quitarles el amargor se meten en una tinaja de barro esmaltado, yo no tengo y use una olla de barro esmaltado, y se cubre con agua, a ser posible no clorada, dicen que la mejor es la de manantial. Las dejaremos durante diez días, cambiándoles el agua cada 24 horas. Es mucho mejor que utilicéis una tinaja, ya que al tener el cuello mas estrecho las olivas se oxidan mejor, yo al hacerlo en una olla la cubrí con una tapadera para preservarla de la luz.

Pasados los diez días, pasaremos a añadir sal al agua, hay un truco para saber cuando es suficiente, solo hay que sumergir un huevo fresco en el agua con sal, cuando este sube a la superficie estará bien de sal. Aquí hay que cambiar el agua cada 3 días.
Dependiendo de lo amargas que os gusten, las dejareis más o menos tiempo hasta aliñarlas.



Olivas en agua con sal


Finalmente pasaríamos a aliñarlas, hay muchísimas recetas, yo me he propuesto experimentar, de momento y para que vayan cogiendo savor, he añadido al agua con sal, el zumo de un limón, unas hojas de  laurel y unos ajos machacados.
Una hora antes de consumirlas las aliño al gusto. Ayer les puse oregano, tomillo y aceite de oliva extra virgen. Hoy probaré con mojo picón ;-)

Aceite de oliva virgen extra sin filtrar de venta en La Bodeguita. Tarifa
La calidad de los ingredientes que utilicéis para el aliño es muy importante, de ellos dependerá el sabor más o menos intenso y su conservación.




viernes, 30 de septiembre de 2016

ALUBIAS ROJAS CON PAK CHOI




El Pak Choi pertenece a la familia de las coles, aunque a primera vista nos recuerde a una acelga.
Es originaria de Asia, y cada día está mas integrada en nuestras cocinas, tanto por su versatilidad a la hora de cocinarla, como por sus propiedades nutricionales.
Es rica en Vitaminas A, B,C, y K, también en Acido fólico, Hierro, Magnesio, Calcio, Potasio, Manganeso, Fósforo, Proteínas y fibra.
Según los expertos, una taza de pak choi, contiene la misma cantidad de Calcio que un vaso de leche y, el 34%  de las necesidades por día de Vitamina C. 
Se puede consumir cruda, al vapor, hervida o salteada.
La receta que os propongo hoy está hecha en 10 minutos, ya que las alubias que he usado estaban ya cocidas.

INGREDIENTES  para 2 personas:

150gr de Pak Choi
500 gr de alubias rojas ya cocidas
El jugo de haber cocido las alubias
1 diente de ajo
1 cuchara de postre de piñones
Sal y pimienta
Aceite de oliva extra virgen

ELABORACIÓN:

 Lavar y cortar el pak choi, en una sartén dorar el diente de ajo picado, añadir el pak choi y saltear unos 2 minutos, moviendo de vez en cuando. Por cierto, este salteado también queda muy bien como guarnición para otros platos, aunque como guarnición deberíais cocinarlo más tiempo.

Pak Choi salteado

 A continuación añadir las alubias con su agua de cocción (no más de un dedo) y salpimentar, cocer a fuego lento hasta que el caldo se reduzca. Por último  añadirle los piñones y emplatar.

¡Espero que os guste!